Río Manzanares sería solución al problema histórico del acueducto
Connect with us

Villavicencio

Río Manzanares sería solución al problema histórico del acueducto

Lo que convierte al afluente en una alternativa interesante es que sería mínimo el impacto a las comunidades aguas abajo.

Published

on

ViveElMeta.com

Durante más de medio siglo Villavicencio ha padecido por falta de agua: en verano porque baja el cauce de la quebrada que le provee el líquido, y en invierno, por los deslizamientos que afectan la infraestructura del sistema de acueducto.

Para el ingeniero José Luis Silva Valencia este es un problema de nunca acabar, puesto que son las condiciones del terreno donde está la bocatoma, las que históricamente han causado deficiencias en el servicio y, por tanto, lo correcto sería buscar una alternativa para suministrarle agua a la ciudad.

El río Manzanares, en la vereda de Acacías que lleva el mismo nombre, sería para él una solución definitiva a esa problemática, “el caudal de Manzanares fácilmente duplica o triplica el caudal del río Sardinata, del que se ha planeado sacar el agua para cerca de 70 barrios del sur de Villavicencio” aseguró.

Silva explicó que la semana anterior visitó el lugar en busca de respuestas para la crisis que afronta la ciudad y que, sin duda, las encontró, “estoy seguro que fácilmente podríamos sacar de este río los 1.500 litros por segundo de agua para abastecer a la población villavicense”.

En cuanto a las condiciones del terreno, explicó “llegamos hasta un punto del río que está a 761 metros sobre el nivel del mar, unos 160 metros más alto que Villavicencio, lo que nos permitiría ganar algo de presión para transportar el líquido”, sin embargo, resaltó que la zona también se presta para construir un embalse que permita tener una reserva de agua para las épocas de verano.

El profesional destacó que Manzanares es la mejor opción puesto que sería mínimo el impacto a las comunidades aguas abajo, “no hay comunidades cerca a diferencia de Sardinata que, además de nutrir varios acueductos comunitarios de Acacías, es también una alternativa para la recreación y el esparcimiento”.

Finalmente, José Luis instó a las autoridades ambientales para que estén muy pendientes de la conservación de ese afluente y sus zonas aledañas, porque “si definitivamente aquí está la salvación de agua para Villavicencio, hay que proteger las márgenes del río y evitar la deforestación que tanto afecta a la actual bocatoma” concluyó.

Lo Más Leído Del Mes