Conéctate con nosotros

Opinión

A propósito del I Congreso Internacional de Destinos Emergentes

Tremenda diferencia que existe entre la militarizada estrategia para viajar seguro por el país durante la administración de Uribe Vélez y la Juan Manuel Santos.

Publicado

on

Oscar-Alfonso-Pabon-3595
Foto. @ViveElMeta

Hace catorce años el gobierno nacional así comunicaba sobre su estrategia para crear confianza ciudadana respecto al turismo interno:

“El Viceministro de Desarrollo Empresarial, Carlos Alberto Zarruk Gómez, lanzó las rutas de las Caravanas, Vive Colombia, para los puentes festivos y las temporadas turísticas del segundo semestre de 2003 y el inicio del 2004.

De esta manera se continúa con la estrategia de seguridad en la red vial nacional, donde la Policía de Carreteras y las Fuerzas Armadas custodiarán más de 100 rutas en las carreteras que conducen a los principales sitios turísticos de Colombia”.

Tremenda diferencia existe entre la militarizada estrategia para viajar seguro por el país durante la administración de Uribe Vélez, a lo que viene sucediendo en el departamento del Meta desde antes de la firma de los Acuerdos de Paz entre el mandatario Juan Manuel Santos C. y las FARC EP, finales de noviembre de 2016.

Artículo Tierra Mágica – Avalancha turística al Meta

Sobre ese abrupto cambio masivo y espontáneo visto en la región del Ariari, finales de 2015 y comienzos de 2016, escribí el artículo Vientos de Paz trajeron avalancha turística al Meta publicado por el periódico Tierra Mágica en su edición de febrero del año pasado.

Tomé como punto de referencia las bellas y ahora famosas piscinas naturales del río Güéjar en Lejanías, que hasta unos dos años antes poco eran frecuentadas por turistas externos a ese municipio, pues el miedo por el conflicto armado los detenía.

Pero al final del segundo semestre del 2015, los flujos de visitantes en cómodos vehículos se hicieron frecuentes y crecientes, al punto que por protección ambiental el alcalde tuvo que controlar el ingreso de la diaria multitud.

Grande paradoja: ya no había que rogar para que fueran, ahora había que decir: por favor no lleguen en montonera.

Las piscinas del Güéjar y la cascada de La Floresta, apetecidos destinos turísticos naturales de Lejanías, Meta / Foto: Archivo Particular

Las piscinas del Güéjar y la cascada de La Floresta, apetecidos destinos turísticos naturales de Lejanías, Meta / Foto: Archivo Particular

Sin riesgo a equivocarme, el referido atractivo turístico del río Güéjar con la cascada de su afluente “El Lajón o La Floresta” en Lejanías, se convirtieron en los primeros destinos emergentes un año antes de que sucediera la firma de la Paz, buscados no por promoción publicitaria oficial ni gremial, sino por obra de las redes sociales que atrajeron la avalancha humana.

A partir de ese hito, el mismo río y otros más de las municipalidades del Ariari, ricos en paisaje natural, se convirtieron en objetivos para el turismo interno, nacional y extranjero, positivas dinámicas socio económicas derivadas del reinante clima de Paz, al cual un habitante de Puerto Lleras le reconoce “haber mejorado la calidad de vida de los habitantes”.

Son muchas las sorpresas de orden sociológico que hoy suceden en la dimensión turística metense, ejemplo reciente son los flujos de visitantes a las zonas veredales de transición y normalización –ZVTN- guerrilleras, quizá más a la de Mesetas, que sin esperarlo se convirtieron en destinos emergentes.

Por lo anterior considero, que en el discurrir del primer año de la construcción de Paz estable y duradera muy merecido es que en el departamento del Meta se lleve a cabo el 1er Congreso Internacional de Destinos Emergentes: sostenibilidad turística.

Oportuno es acotar, que la caída de la petrolera economía más la confianza brindada hasta ahora por el período del pos acuerdo de Paz, vienen generando inquietudes locales, en municipios no solo del Ariari, para tomar el renglón del eco turismo como alternativa económica, ejercicios que en algunos municipios ya reciben apoyos del Instituto de Turismo del Meta, el SENA y de entidades extranjeras como la GIZ y la USAID.

Con plena convicción digo, que en nuestra región mucho tenemos que aprender sobre la amigable utilización del patrimonio natural y cultural desde la óptica del turismo, de ahí que este Congreso ayudará a abrir el horizonte para implementar métodos acordes con las realidades de los territorios orinoquenses.

Exitosa realización le auguro a quienes integran la alianza de entidades oficiales y privadas del departamento, a cuyo cargo está toda la compleja organización del importante compromiso internacional, previsto para la última semana de julio.

RADIO ONLINE

Publicidad

ÚLTIMAS NOTICIAS