Connect with us

Regionales

En Villavicencio inventaron un tipo de plástico con la cáscara del maracuyá

Las bolsas fabricadas en este material se degradan sin generar toxinas, y pueden ser usadas como fertilizante orgánico.

Published

on

cascara-maracuya-4025.

Investigadores del Sena regional Meta, radicados en la capital, lograron patentar la fabricación de un bioplástico a base de cáscara de maracuyá, que desafía la industria de los plásticos en el mundo.

Lo que hace que este material sea particular, es que se fabrica con desechos que generalmente van a la basura, a diferencia de su competencia que debe sacrificar materia prima como papa, yuca y maíz, para fabricar un producto similar.

La ingeniera de alimentos Luz Stella Henao, quien instruyó el proceso, explicó que este proceso permite aprovechar el 70 % de cada fruta, que no tiene valor y generalmente va a dar a la basura.

@SENA

Lea también: Vacunas covid: primer caso de ‘jeringa vacía’ en Villavicencio.

La producción de este plástico inicia sometiendo la cáscara a una hidrólisis ácida por calentamiento; luego se le añaden plastificantes e impermeabilizantes orgánicos y humectantes, y por último se deja secar.

Hasta ahora todo el proceso se realiza de manera artesanal, pero se espera pronto sea industrializado.

Las bolsas que se fabrican con este material son aptas para cargar elementos secos, pues si se moja inicia su proceso de degradación.

Las bolsas degradadas pueden ser usadas como fertilizantes orgánicos o transformados en otros elementos como materas. El Sena invirtió en esta investigación un promedio de $95 millones provenientes del programa SENNOVA, cuyo propósito es impulsar este tipo de iniciativas.

RADIO ONLINE

Advertisement

ÚLTIMAS NOTICIAS