Conéctate con nosotros

Villavicencio

Se vino Chingaza, obra cinematográfica

El documental ‘Se vino Chingaza’ proyecta los diferentes comportamientos que generó confusión la noche del 2 de diciembre del 2011.

Publicado

on

se-vino-chingaza-cinematografía-4034
Foto Cortesía

Con el título de «Se vino Chingaza» hoy se estrenó el cortometraje realizado por Nicole Fernández Gallego, trabajo académico que presentó a la Universidad Central en donde cursó la carrera de Cine, para el cual contó con colectivo apoyo en Villavicencio.

En el documento audiovisual desde diferentes enfoques y técnicas del cine Nicole recrea la memoria del acontecimiento sucedido en la capital del Meta en la noche del 2 y madrugada del 3 de diciembre de 2011, cuando una falsa alarma circuló vía electrónica anunciando que la represa de Chingaza había colapsado y que millones de metros cúbicos de agua venían rumbo a Villavicencio por el cauce del río Guatiquía, por tanto había que evacuar la ciudad. Por eso Acacías fue el destino buscado por la gran mayoría de atribulados ciudadanos.

La verdad es que Chingaza es una laguna natural y que agua que de ella sale la llevan por un kilométrico túnel para llenar el enorme embalse de Chuza y que solo un terremoto de mucha intensidad podría hacer colapsar su mega muro de contención.

Luego del fin de la proyección que dura 14 minutos, algunos de los asistentes a la sala del Cine Multiplex de Villacentro felicitaron a la joven realizadora de cine por su creativa obra, también le preguntaron sobre sus nuevos proyectos.

Lea también: Villavicencio inició expulsión de venezolanos que alteran el orden público.

El tráiler de «Se vino Chingaza» puede mirarse en el enlace https://vimeo.com/525766908

El breve documental de Nicole Fernández Gallego me hizo recordar y recobrar de un texto que redacté y compartí por e mail al otro día del tal acontecimiento.

Como el trabajo de Nicole también es breve mi artículo que a continuación comparto:

Pasó la histérica noche decembrina

El pánico colectivo que vivimos los habitantes de Villavicencio en la noche del viernes 2 y madrugada del sábado 3 de diciembre por la falsa alarma de quien por telefonía móvil informó sobre una avalancha producida por fallas en la represa de Chingaza, se parece al impacto ciudadano producido en la noche del 30 de octubre de 1938 en Nueva York y New Jersey, cuando por idea de Orson Wells una emisora emitió la adaptación de la obra «La Guerra de los Mundos», dicho espacio radial con detalles y efectos sonoros relató una supuesta invasión marciana en dichos centros poblados.

Como en Villavicencio, los habitantes de las dos ciudades norteamericanas -que a tal hora ya descansaban en sus camas- sin verificar la noticia en medio de la noche cundidos de miedo y en pijamas corrieron despavoridos a protegerse, causando caos en las calles.

Las falsas noticias de allá con los marcianos invasores y de aquí con la fuerza de la avalancha de las aguas del Guatiquía, hicieron alterar los nervios de miles de personas que bajo el imperio del descontrol mental y expuestos a todos los riesgos, en estampida nocturna abandonaron sus viviendas con tal de proteger sus vidas

Además de ubicar y judicializar al causante de la infundada alarma, muchos temas para analizar nos deja lo vivido en la histérica noche decembrina villavicense.

RADIO ONLINE

Publicidad

ÚLTIMAS NOTICIAS