Conéctate con nosotros

Regionales

Unillanos, más cercana al paro que a la indiferencia

Para analizar la situación y definir si se suman o no al paro nacional, el próximo martes se van a reunir los estudiantes de esta universidad en asamblea general.

Publicado

on

Foto: cortesía Uso Meta.

Desde las cero horas de este jueves 11 de octubre, los estudiantes de las universidades públicas del país entraron en paro, con la intención de reclamarle al Gobierno nacional mayor inversión para la educación superior. La Universidad de los Llanos (Unillanos), que se ha mostrado comprometida con la agenda de movilización, está próxima a definir si se une a la iniciativa. 

Noel Ruiz, vocero de la Universidad Nacional, explicó que el paro obedece a la crisis suscitada por la Ley 30 de 1992, que según él, con el pasar de los años ha venido generando ciertos problemas de desfinanciación en la educación a nivel nacional, «el Estado nos debe a las universidades públicas un aproximado de 15 billones de pesos en inversión» indicó.

Las universidades privadas, por su parte, se suman a la causa por considerar que el sistema educativo está colapsado, «nos sumamos porque hoy el contexto es de una política educativa fracturada; si las universidades públicas están en línea de muerte, por el lado de las universidades privadas se está ahorcando a la clase media, una clase media que está empobrecida y que no puede pagar una matrícula de 20 y 24 salarios mínimos» dijo César Vargas, vocero de la Universidad de Los Andes, en una entrevista para El Tiempo.

Por el lado de la Unillanos, facultades como la de Ciencias Humanas y la de Educación ya se encuentran en asamblea permanente e incluso definieron un cronograma de diálogo para los siguientes cinco días; otras como las de Salud y Ciencias Agropecuarias han manifestado que apoyarían el cese de actividades si es la decisión por consenso.

Vea también: Avizoran el cierre de servicios en el Hospital de Granada

Fernanda Rojas Rodríguez, líder estudiantil de la Unión Nacional de Estudiantes de Educación Superior (Unes), expresó que en el caso de Unillanos los recursos permiten el sostenimiento de la institución a partir del recaudo departamental de la estampilla Pro Unillanos, que aporta entre 10.000 y 12.000 millones de pesos anuales; sin embargo, esta se encuentra próxima a acabarse, lo que conduciría a una crisis financiera porque gran parte de los fines misionales de Unillanos se están soportando con esos recursos.

Agregó que a esto se suma que la mayoría de los docentes son de hora cátedra; que no se está cumpliendo con la investigación y la proyección social, y que no hay suficientes recursos para invertir en infraestructura.

Los estudiantes también reclaman autonomía y democracia, puesto que en la Unillanos hay elección de decanos pero a partir de una terna que determina el Consejo Superior, sin que estudiantes y profesores puedan participar.

Para analizar todos estos factores y definir si se suman o no al paro nacional, el próximo martes se van a reunir los estudiantes de la Unillanos en asamblea general.

RADIO ONLINE

Publicidad

ÚLTIMAS NOTICIAS