Inducen al bóxer a niñas indígenas para abusar de ellas
Conéctate con nosotros

Regionales

Inducen al bóxer a niñas indígenas para abusar de ellas

Según un profesor de la escuela indígena, las madres de las víctimas no denuncian por temor.

Publicado

on

ViveElMeta.com

Al menos ocho niñas pertenecientes pueblo indígena Jiw, en Puerto Concordia – Meta, han sido sometidas al consumo de bóxer, como alucinógeno, y al abuso sexual sistemático durante los últimos cuatro años. Así lo reveló un reportaje de Semana.com en el que uno de los profesores de la escuela indígena, narra lo sucedido.

Según esto, fue en la noche del pasado 7 de abril cuando una llamada alertó a las autoridades de ese municipio del sur del Meta, sobre el abuso de dos niñas de 12 y 14 años que estaba ocurriendo en ese mismo momento en un caserío cercano.

Vea también: Sagú y chontaduro, las nuevas tendencias de cultivo en el sur del Meta

Aunque a las pequeñas se les  halló bajo los efectos del consumo de bóxer: pupilas dilatadas, actitud desvariante y al borde de un desmayo, el agresor quedó libre durante la legalización de captura.

De acuerdo con lo que le contó a ese medio Alejandro Gil González (Hano, en lengua Jiw), docente de la escuela indígena de Luna Roja (nombre de la finca en la que se resguardan), todo comenzó en 2015, cuando los colonos de la región empezaron a inducir al bóxer a las niñas de hasta 8 y 10 años.

«Yo tengo dos estudiantes niñas de 11 y 12 años que llegan a clase y se les siente el olor (a bóxer) cuando hablan, es muy penetrante. Llegan como borrachas. A veces no hacen caso, hacen lo que se les da la gana. Salen cuando quieren», explicó él.

Entre otras cosas, el profesor de la etnia, de solo 19 años, le adjudicó la falta de denuncia al temor que sienten las madres de las víctimas; dijo además que pese a que la situación es de conocimiento público, los abusadores siguen libres.

Esta comunidad del pueblo Jiw llegó a Luna Roja hace un par de años, luego de ser desplazados de los alrededores del río Guayabero por actores armados.

Frente a las niñas abusadas de su etnia,  asegura: «Todavía hay tiempo de ayudarlas». Pero se siente solo en ese propósito.

RADIO ONLINE

Publicidad

ÚLTIMAS NOTICIAS