Conéctate con nosotros

Nacionales

“La refinería del Meta”, el sueño de Alan Jara que se le convirtió en pesadilla

El sueño de Alan Jara Urzola que se convirtió en una pesadilla y que lo tiene adportas de la cárcel. La refinería del Meta sigue en veremos.

Publicado

on

“La refinería del Meta”
Foto. @ViveElMeta

El 17 de mayo del presente año se dio a conocer las órdenes de captura que tenían en su contra tres ex funcionarios de la gobernación del Meta, estas personas hicieron parte del gabinete del entonces gobernador Alan Edmundo Jara Urzola; entre los capturados se encuentra Luz Stella Casasfranco, ex secretaria jurídica de la gobernación y asesora de la unidad de víctimas, Hernando Martínez Aguilera, ex secretario de Planeación y actual secretario departamental de víctimas y Ricardo Rodríguez Henao, ex gerente de Llanopetrol y rector de la Universidad de los Llanos.

Según las investigaciones, estas personas se apropiaron de una gran cantidad de dinero del erario del departamento, utilizando como cortinilla realizar estudios en “FASE DE PREFACTIBILIDAD” para la construcción de una refinería, la Fiscalía General de la Nación tiene en su poder algunas pruebas donde se deduce que nunca se finalizaron los proyectos, ni se liquidaron los convenios para realizar los estudios de dicha refinería.

Vea también: La soledad de Alan Jara

El proyecto de la refinería tiene una trascendencia mucho más amplia, según el abogado denunciante Jhon Jairo Rey la idea de una refinería en el departamento del Meta nació en la primera gobernación de Alan Jara en el periodo de 1998 – 2000; según Rey, para esa época ya se empezaron a forjar los primeros pasos de la creación de una empresa denominada Metapetroleo, que tenía como objetivo la creación de una refinería en el departamento del Meta y estaba bajo la administración de la señora Luz Stella Casasfranco.

Jara secuestrado el 15 de julio de 2001 y liberado el 3 de febrero de 2009 regresa con un único objetivo, cumplir mayor sueño “La Refinería”. En el año 2011 vuelve a sonar el nombre de Alan Jara para llegar nuevamente a la gobernación del Meta, en su campaña política llega otra vez con su idea bandera, la de construir una refinería en el departamento, pero esta vez de una manera más concreta para que los votantes conocieran el sueño que él tenía; “un sueño que se convirtió en una pesadilla” aseguró el abogado Rey; según información de Rey los argumentos de Alan Jara para sacar adelante este proyecto era que el Meta podía regular los precios de los combustibles a nivel nacional, pero desde ese momento empezó la primera mentira de la refinería, los precios de los combustibles ya están regulados mediante una ley.

En el año 2012 se crea una empresa industrial y comercial del estado con autonomía, es decir, una empresa con presupuesto departamental que fue aprobada mediante ordenanza por los diputados del departamento, la empresa fue nombrada como Llanopetrol y tiene como objetivo principal desarrollar el proyecto de la refinería, pero en el transcurso de los días empezaron a modificar su objeto social para añadirle otros proyectos como el de un ferrocarril, energía solar, carreras universitaria en la facultad de Ingeniería de Petróleo y Petroquímica, entre otros.

Después de la empresa estar legalmente establecida, Llanopetrol constituyó una sociedad de economía mixta, es decir, con particulares y privados, la unión de estas dos economías dieron al nombre de la sociedad Llaso S.A, según el abogado Rey esa asociación estaba conformada por 3 socios comerciales privados y se pudo descubrir que esos socios se constituyeron 4 meses antes de crear la sociedad mixta, lo más relevante es que ninguno de los socios tiene experiencias en el sector petrolero, según el abogado demandante uno de los socios es de la ciudad de Miami y resultó ser el dueño de una confitería y una emisora Online de salsa.

El ex gerente de Llanopetrol Ricardo Rodríguez Henao manifestó que ya tenían un negocio con Ecopetrol para que esa empresa le vendiera el crudo a la refinería, a lo que Juan Carlos Echeverry Presidente de Ecopetrol respondió; “Yo le dije al gerente de la refinería de Barranca que les explicara a ellos que hacer rentables un negocio de refinación en el Meta no es un proceso fácil porque son crudos pesados, crudos cuyo procesamiento tiene una gran dificultad, la refinación es un proceso supremamente difícil y Ecopetrol no está vinculado en nada a este proceso”.

En diciembre de 2015 Alan Jara anunció que estaba listo el cierre financiero del proyecto con la empresa rusa Rosneftegazstroy RNGS como socio financiero de la iniciativa. Para ello se suscribió un memorando de entendimiento con Llanopetrol donde se acordó recibir de la empresa rusa 19 millones de dólares en los primeros meses del año 2016 por los derechos de participación en el proyecto, cuya construcción tardaría dos años y medio y se necesitaría una inversión de 2.100 millones de dólares. La participación del departamento en la producción sería del 20 por ciento y de la empresa privada RNGS del 80 por ciento.

Pero la Contraloría General de la República en una auditoría realizada encontró varias anomalías argumentando: Para que un proyecto de este tipo se concrete debe pasar por una serie de fases que aseguren el buen uso de los recursos invertidos, y en el caso de la refinería las fases más importantes eran las de pre-inversión y ejecución/inversión.

La primera corresponde a la elaboración de estudios y análisis para resolver las necesidades del proyecto. Pero la Contraloría señaló que sin mayores estudios se pasó a la segunda fase, lo cual generó incertidumbre sobre la suerte del proyecto y puso en peligro los recursos públicos invertidos.

En el período 2012-2015 Llanopetrol recibió 29.420.796.000 pesos para funcionamiento e inversión, principalmente de recursos provenientes de la Gobernación del Meta (16.105.392.000 de pesos) a través de transferencias; seguido por convenios interadministrativos, servidumbres y un crédito con el Banco de Bogotá (por 10.500.570.000 de pesos).

Los recursos recibidos se han ejecutado de la siguiente manera:

Llanopetrol no solo ha venido recibiendo de manera directa de la Gobernación recursos económicos, sino que también lo ha hecho de la Agencia de Infraestructura del Meta (AIM) por un monto de 2.160.291.000 de pesos, a través del Convenio interadministrativo 112 de 2014.

Sin embargo en el mes de Diciembre del 2016 la Contraloría hace la última encrucijada que pone en aprietos a los ex funcionarios de la gobernación y a Alan Jara, según el abogado Rey para esa fecha la Contraloría emitió un informe de auditoría que asegura que no fueron 18.000 millones de pesos sino que 29.000 millones de pesos, entre ellos 18.000 para la refinería y los 11.000 millones de pesos en los proyectos arandelas como el del ferrocarril y las carreras universitarias. El dato más negativo tiene que ver con el ferrocarril que se había presentado como proyecto para transportar crudo desde campo Rubiales. La propuesta, que proyectaba 260 km de vías férreas y a la que se le hizo una inversión inicial de 1.233 millones de pesos, finalmente se cayó por la entrada en operación del oleoducto.

Las irregularidades surgidas de la evaluación de la gestión de la AIM, de la Gobernación y Llanopetrol no escaparon de los informes de la Contraloría, como se puede apreciar:

El proyecto de la refinería muestra fallas que lo hacían inviable desde el momento mismo de su concepción. Verdad que Meta es uno de los mayores productores de crudo del país, pero no se puede desconocer el monopolio que mantiene Ecopetrol con una infraestructura ya construida. Competir con esta empresa no es para nada fácil.

Pese a todo los hallazgos y la incertidumbre de la refinería, el exgerente Rodríguez Henao dijo el 26 de Julio de 2016, que: La Refinería no es un elefante blanco, es una realidad en proceso de construcción 

De momento, lo que se sabe es que la refinería cuenta con dos licencias ambientales. La primera, (Descargar Licencia 2014otorgada en el 2014, autoriza la construcción de las obras civiles por las que pasarían diariamente 40 mil barriles de crudo pesado y permite, también, la operación de dicha planta. La segunda licencia, (Descargar Licencia 2016) otorgada en enero de 2016, permite construir 11 tanques de gran capacidad para almacenar el producto de la refinería, que podría ser nafta. Pero a la fecha de Junio de 2016, la gobernadora Marcela Amaya García dijo que estaban esperando, para determinar una fecha que se determinara con los plazos solicitados por Llanopetrol, pero que hoy se desconoce si el cuento de la refinería sigue en pie o se quedo en elefante blanco. (Vídeo realizado en Junio de 2016)

Fuentes: Audio Yolanda Díaz Rcn Radio, Decibeles Fm, Las 2 Orillas.

RADIO ONLINE

Publicidad

ÚLTIMAS NOTICIAS