Tecnólogos conscientes: Encontrando el equilibrio en la era digital
Conéctate con nosotros

Blog

Tecnólogos conscientes: Encontrando el equilibrio en la era digital

La tecnología ha revolucionado nuestras vidas en las últimas décadas. Internet nos mantiene hiper-conectados e informados como nunca antes.

Publicado

on

La tecnología ha revolucionado nuestras vidas en las últimas décadas. Los avances en inteligencia artificial, automatización, realidad virtual, internet de las cosas, y otras áreas han transformado la forma en que trabajamos, nos relacionamos, y vivimos.

Si bien estos cambios traen grandes beneficios, también pueden alterar el equilibrio si no somos conscientes en la forma en que adoptamos e integramos estas tecnologías.

Abrazar la tecnología de forma inteligente y consciente significa encontrar un balance adecuado para beneficiarnos de ella sin perder otros aspectos igualmente importantes de la vida humana.

En este artículo exploraremos algunas áreas clave a considerar para lograrlo. Si gustas leer más sobre este interesante enfoque, tómate un segundo para darle un vistazo a este artículo.

Beneficios de la tecnología

La tecnología es muchas veces la precursora de los más grandes cambios sociales. A continuación exploramos sus beneficios y las ventajas de adoptarla.

Eficiencia y productividad

Uno de los beneficios más evidentes de la tecnología es que nos hace más eficientes y productivos tanto en el trabajo como en la vida personal. Por ejemplo, las herramientas de colaboración en la nube nos permiten trabajar y compartir archivos desde cualquier lugar, los asistentes virtuales automatizan tareas repetitivas, y la inteligencia artificial (IA) realiza análisis sofisticados de datos que antes tomarían mucho tiempo manualmente.

Según un estudio de McKinsey, la IA podría aumentar la productividad global en por lo menos un 1.2% anual, lo cual agregaría entre 2.6 y 4.4 trillones de dólares a la economía mundial en los próximos años.

Conectividad e información

Internet nos mantiene hiper-conectados e informados como nunca antes. Podemos comunicarnos al instante con personas alrededor del mundo, acceder a una cantidad ilimitada de información desde nuestros bolsillos, y estar al tanto de las últimas noticias y eventos gracias a las miles de aplicaciones móviles que hoy están a nuestra disposición.

Las redes sociales por su parte también cumplen un rol importante para conectarnos. Un estudio de Pew Research indica que alrededor del 72% de los adultos en Estados Unidos usan estas plataformas para mantenerse en contacto con amigos y familia.

Entretenimiento y expresión creativa

Ya sea viendo contenidos en streaming, jugando videojuegos, o creando el propio con herramientas digitales, las posibilidades de entretenimiento que brinda la tecnología son infinitas.

Asimismo, existen ahora más oportunidades que nunca para expresar nuestra creatividad a gran escala. Cualquier persona con una conexión a internet puede iniciar un blog, canal de YouTube, o una tienda en línea.

Riesgos y efectos colaterales

Si bien los beneficios son claros, el abuso o adopción desmedida de la tecnología también puede traer efectos no deseados como los siguientes.

Aislamiento social y deterioro de relaciones

El tiempo excesivo frente a las pantallas suele correlacionarse con menos interacciones sociales en persona y un mayor sentimiento de soledad.

Un estudio publicado en American Journal of Preventive Medicine halló por ejemplo que el uso prolongado de redes sociales se asocia con el doble de probabilidad de sentirse solo.

Pérdida de habilidades cognitivas e intelectuales

Al delegar cada vez más tareas a la inteligencia artificial y no ejercitar habilidades como el razonamiento analítico o la memorización, corremos el riesgo de perder agilidad mental con el paso del tiempo.

Distracciones y pérdida de productividad

Aunque se crearon para todo lo contrario, los dispositivos digitales y redes sociales son enormes distractores que reducen nuestra capacidad de concentración y por ende la productividad. Se estima, por ejemplo, que los empleados pierden un promedio de 90 minutos laborales al día por distraerse con sus teléfonos.

Encontrando el balance

Existen algunos principios que podemos seguir para beneficiarnos de los avances tecnológicos al mismo tiempo que conservamos actividades y hábitos esenciales para nuestro bienestar.

Establecer límites de uso consciente

Es importante fijar límites sobre cuánto tiempo dedicamos a dispositivos digitales para prevenir adicciones. Por ejemplo, no usar pantallas los primeros 30 minutos después de despertar o 1 hora antes de dormir o limitar el tiempo en redes sociales a 20 minutos diarios es considerado un buen comienzo.

También ayuda programar actividades de desconexión y prohibirnos el uso de nuestros dispositivos tecnológicos durante momentos de socialización como comidas en familia, salidas al aire libre, y prácticas contemplativas, entre otras actividades.

Cultivar relaciones sociales cercanas

Debemos priorizar los encuentros cara a cara y el contacto físico con seres queridos, ya que son esenciales para fortalecer nuestro sentido de pertenencia y estabilidad emocional.

Investigaciones muestran que comunicarnos por llamadas de voz o videollamadas es mejor que mensajes de texto para reducir el sentimiento de soledad y aislamiento.

Aprender y desarrollar habilidades activamente

En lugar de ser meros consumidores pasivos de contenidos digitales, es importante que también aprendamos y desarrollemos nuestras habilidades intelectuales.

Actividades como leer libros, tocar instrumentos musicales, o aprender un nuevo idioma ejercitan nuestra memoria, concentración, y pensamiento analítico.

Supervisar el uso infantil

Los niños son especialmente vulnerables a los efectos negativos de la tecnología como el deterioro de habilidades sociales, atención, y sueño.

Los padres deben establecer reglas sobre el tiempo y tipo de dispositivos que usan sus hijos, supervisar sus actividades e incentivar otras formas de juego y aprendizaje.

Para cerrar

Abrazar la tecnología de forma equilibrada requiere consciencia sobre sus beneficios y riesgos. Al establecer límites saludables, cultivar la desconexión, las relaciones humanas, y el aprendizaje activo, podemos aprovechar sus ventajas para mejorar nuestra calidad de vida sin perder nuestra esencia como seres humanos.

RADIO ONLINE

Publicidad

ÚLTIMAS NOTICIAS