Tributos en el Torneo del Joropo han sido esquivos al enfoque de género
Connect with us

Nota Ciudadana

Tributos en el Torneo del Joropo han sido esquivos al enfoque de género

¿Será que tales olvidos folclóricos -no intencionales- son manifiestas demostraciones del machismo que se dice caracteriza a la cultura llanera?. “Oscar Alfonso Pabón M.

Publicado

on

Foto: Antonia Volcán / Técnica de lápiz pastel sobre papel acuarela por Soraya Yunda Romero

La conmemoración del Día Internacional de la Mujer 2019 me inspira para una sencilla reflexión. La hago a partir de los homenajes a folcloristas que desde hace unos años se rinden en el villavicense Torneo Internacional del Joropo.

Como única referencia cito un hecho de hace como cuarenta años. Mis recuerdos de la fiesta joropera en mi patria chica me trasladan a los inicios de la década del setenta, cuando dentro de la nómina de connotadas voces que se presentaron en la tarima del coliseo cubierto Los Conquistadores, ahora Álvaro Mesa Amaya, por manejo de escenario y recia voz en mi mente quedó grabada una señora que vino de Barinas- Venezuela- su nombre Antonia Volcán”La Llaneraza”.

Ver también: Ofrecerán becas para maestrías y doctorados en el Meta

Creo que ella fue la primera grande intérprete festivalera que hubo en el ya cincuentón certamen del joropo. Además de cantante Antonia Volcán se mostró como alegre bailadora y maraquera. Verla en el escenario villavicense resultó ser una inolvidable experiencia folclórica. A su espectáculo el público que colmó el recinto le pagó con vivas y sonoros aplausos. Fue pionera en la creación de público para la femenina canta llanera.

Como auténtica mujer sabanera y artista consagrada tuvo enorme reconocimiento en la extensa región del joropo de su país. Con base en lo anterior, su amigo el maestro Eladio Tarife la escogió para inspirarse y componer la popular y ya clásica canción Llanera tenías que ser. En adelante cada versión del certamen del joropo de Villavicencio ha seguido invitando a reconocidas voces femeninas de los llanos colombo venezolanos, quienes con sus festivaleras actuaciones inyectan desbordadas euforias, siendo aclamadas por el gentío que acude a los diferentes sitios destinados para cumplir la gala llanera.

Así, a las intérpretes de aquí y de allá las hemos visto entonar populares canciones en recios ritmos, también bailando y contrapunteando de tu a tu con famosos copleros. Seguro que ellas están reseñadas en las páginas del libro de las Bodas de Oro del patrimonial certamen.

A pesar de lo anterior y volviendo al título de esta nota periodística, hasta el momento para todos los homenajes en el Torneo Internacional del Joropo de Villavicencio los diferentes gobiernos del Meta han escogido solo cantautores masculinos. Raro que esa tradición no se hubiera roto en uno de los cuatro torneos programados durante el mandato gubernamental de la doctora Marcela Amaya G.

Quizá a su cercano grupo de asesores se le olvidó pensar y proponerle el nombre de alguna de las artistas que con éxito han participado en la afamada fiesta folclórica de la capital metense.

Por las anteriores razones no es atrevido manifestar, que el enfoque de género sigue ausente en los acostumbrados tributos para connotadas figuras del folclor.

Culmino dejando la siguiente inquietud: ¿será que tales olvidos folclóricos -no intencionales- son manifiestas demostraciones del machismo que se dice caracteriza a la cultura llanera?

El dibujo de una cantora de joropos en técnica de lápiz pastel sobre papel acuarela, es autoría de la artista Soraya Yunda Romero quien de manera amable para esta nota lo realizó .

Nota Ciudadana

Diálogos Improbables Meta, un singular y silencioso experimento ciudadano

El singular experimento de Diálogos Improbables solo se ha adelantado en dos departamentos: Cesar y Meta.

Publicado

on

Solo habían transcurrido siete meses desde la firma de los Acuerdos de Paz entre el gobierno del presidente Santos C. y el máximo jefe de las Farc EP, Timochenko, y faltaban dos meses para la llegada del Papa Francisco cuando me invitaron a participar en un proyecto denominado Diálogos Improbables, coordinado por Diego Bautista y otros funcionarios de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz –OACP-.

Del grupo motor local que nos convocó hizo parte el Arzobispo de Villavicencio, Monseñor Óscar Urbina Ortega, quien luego fue elegido presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia cargo que lo obligó a abandonar el proyecto.

Ver también: Inscríbase a la Media Maratón Ciudad de Villavicencio

Creo que al llegar a la primera reunión la mayoría de los invitados con asombro miró en el mismo recinto a personas con liderazgos reconocidos pero antagónicas en ideologías políticas y diversas en razas, profesiones y oficios, razón de los Díálogos Improbables.

En muchos encuentros hubo orales confrontaciones de ideas sobre asuntos propios de los territorios metenses marcados profundamente por las huellas del conflicto armado y por abandonos gubernamentales. De eso se trataba el experimento socio político, generar debates desde la diferencia para construir propuestas pensando en el bien del departamento.

Algunas de las sesiones fueron acompañadas por expertos en diferentes temas nacionales pero enfocados al Meta, llegaron de Bogotá. Sus aportes nos ayudaron a reflexionar para la lenta construcción de un principal objetivo que al final se convirtió en un imperfecto decálogo o acuerdo ciudadano.

Cuento aquí, que con base en la diversidad de pensamientos ideológicos tensiones hubo dentro del grupo en tiempos de las elecciones parlamentarias y más en las dos vueltas para la presidencia, año 2018. Tales situaciones ocurrieron en medio de mutuo respeto.

Un compromiso inicial de cada integrante del grupo, fue mantener en silencio el discurrir del experimento en el que participábamos. Pacto de discreción que sin mayor esfuerzo cumplimos, pues no lo contamos a la opinión pública y tampoco compartimos fotos de los encuentros en las redes sociales.

Pero ahora llegó el momento de poner en conocimiento de la sociedad departamental, el imperfecto resultado del ejercicio Diálogos Improbables bajo el título Convivencia, Democracia y Desarrollo del Meta, resumido en las siguientes pautas: 1- Respeto por la vida y la dignidad de cada ser humano, 2- Trabajar por la reconciliación teniendo como base la justicia, 3- Reconocimiento y respeto por las ideas diversas y la identidad de cada persona, 4-El diálogo y el cumplimiento de acuerdos son el camino para la convivencia y la transformación de los conflictos, 5- Inclusión y libre participación de todas las personas o comunidades en la toma de decisiones, 6- La gobernanza como modo para la definición de los acuerdos, 7- Respeto del orden jurídico, de la ética pública y recuperación de la honestidad como valor, 8- Manejo público de información veraz y acceso democrático a los medios de comunicación y al conocimiento, 9- Respeto y protección de los bienes comunes y de la naturaleza, 10- Visión proactiva y constructiva del territorio y del futuro.

Amigos lectores metenses: desde este momento sean ustedes partícipes de la nueva fase de los Diálogos Improbables, les invito a apropiarse, aplicar y multiplicar los postulados anteriores, con el fin de alcanzar en futuro próximo para nuestro departamento del Meta: Convivencia, Democracia y Desarrollo.

El singular experimento de Diálogos Improbables solo se ha adelantado en dos departamentos: Cesar y Meta.

Continúe Leyendo

Nota Ciudadana

Alrededor de atizada fogata decembrina, amenas narrativas de Atanael

Crónica en la víspera del inicio de los tradicionales aguinaldos.

Publicado

on

En la víspera del inicio de los tradicionales aguinaldos, tuve el gusto de conocer a una persona muy cordial y con admirable capacidad para recordar episodios de su vida transcurridos en jurisdicción del metense municipio de Uribe.

Ver también: Villavicencio, el mejor destino para estas vacaciones

El año 1979 marca su vida familiar, pues fue cuando desde San Martín de los Llanos en manada llegaron para habitar el fundo que desde dos años antes con su papá habían armado.

Antes del medio día del anterior sábado 15 del mes de la Navidad, en busca de sitios naturales turísticos con tres visitantes más ingresamos a la finca El Recreo guiados por Anderson Tapiero, quien nos presentó al dueño de la propiedad. Nos dio la bienvenida y dijo que se llama Atanael Rojas Cortés.

Al regreso del recorrido llamaron mi atención las canchas de tejo que el anfitrión tiene, pues son mucho más grandes de las tradicionales. Antes de despedirnos, se programó que en la noche volveríamos para hacer una fogata y tertuliar mientras tomamos unas cervezas. Pasadas las siete de la fresca noche llegamos a El Recreo. Su propietario nos recibió con amabilidad y le indicó a Edilberto, su joven hijo adoptivo, donde armar y prender la fogata que de manera constante atizó.

Bajo un decembrino cielo despejado, tapizado de estrellas y con la Luna en creciente nos acomodamos cerca de la alborotada candela que consumía leña seca. Los visitantes comenzamos a “picarle la lengua” a don Atanael, quien ni corto ni perezoso respondió las preguntas relacionadas con sus historias en ese bonito territorio.

Contó que cuando llegó, año 1969, el pueblo apenas tenía siete casas y que la escuela era la única cubierta con tejas de zinc. Narró aventuras de cuando con familiares y amigos iban de cacería y a pescar, salidas algunas veces acompañadas por espantos.

También, cómo en 1997 en confuso hecho de orden público junto a otros habitantes pueblerinos fue herido con esquirlas de una granada. También, que en agosto del siguiente año por la toma guerrillera y la respuesta de las fuerzas del orden, durante tres días los moradores del poblado quedaron encerrados en sus casas.

Y que en la pausa del enfrentamiento, la mayoría decidió tomar camino teniendo como destino para refugiarse el pueblo de Colombia, Huila. Dicho éxodo pocos días se frustró cuando la calma regresó al caserío y ellos también.

El sanmartinero Atanael tiene 76 años de edad, de los cuales lleva 49 de estar radicado en Uribe, razón por la cual es un personaje conocido y respetado en la municipalidad. La fresca noche, la fogata con su calor y humo, igual algunas cervezas acompañaron nuestro ritual de casi tres horas de agradables narrativas del señor Rojas, quien nos dijo que veladas como la que esa noche vivimos hasta hace pocos años eran imposible de realizar en esos lares.

Como visitantes Felipe y Tatiana con Alejandra su mamá y quien esto cuenta, de esa navideña noche guardaremos recuerdos muy especiales, porque no siempre en calidad de forastero uno encuentra narradores con las calidades de nuestro apreciado anfitrión.

Me cuenta don Atanael, que para la cena de esta Noche Buena asarán un marrano y un chivo, para compartir con su numerosa familia y con las amistades que a El Recreo lleguen para recibir la tercera Navidad luego de los acuerdos de Paz.

Continúe Leyendo

Lo Más Leído Del Mes